Gastronomía

Desde hace décadas, Segovia y los pueblos de su provincia vienen siendo uno de los principales referentes de la gastronomía española. Nuestro pueblo se caracteriza por su vocación agrícola y ganadera.

En las granjas de Navalmanzano se cría ganado ovino, porcino, bobino, avícola, cunícola… que son la base fundamental para platos tan conocidos como el cochinillo, el cordero asado, los productos típicos de la matanza…

Los productos de la huerta tienen también gran importancia en este municipio. Se cultivan patatas, puerros, zanahorias, cebollas y nabos, entre otros, que tanto se utilizan en nuestra dieta elaborando exquisitos platos.

La variedad micológica de los alrededores de Navalmanzano hace posible añadir estos productos que nos ofrecen nuestros pinares a nuestras recetas tradicionales, dando a éstas un toque innovador.

Mousse de Castañas
  • 500gr. de castañas
  • 250ml. de leche
  • 50gr. de mantequilla
  • 2 claras de huevo
  • 2 cucharadas de azúcar molido
  • frutos secos garrapiñados
  • nata montada
Imagen Mousse de Castañas

   Se cuecen las castañas con la piel durante media hora y se pelan cuando se puedan manipular. Se calienta la leche con la mantequilla. Esta mezcla de la leche se vierte sobre las castañas y se tritura. Se montan las claras a punto de nieve firme a las que se añade el azúcar y se siguen montando un poco más. Estas claras montadas se añaden al puré que se coloca en copas y se decora con frutos secos y un poco de nata montada. 

Torta de chicharrones
  • 400 gramos de harina
  • 2 huevos
  • 100 gramos de manteca de cerdo
  • 250 gramos de chicharrones
  • 10 gramos de levadura de panadería
  • 150 gramos de azúcar
  • una pizca de sal
Imagen Chicharrones

Ponemos la harina y la levadura pasada por el tamiz, en una superficie de trabajo, formamos un volcán en el centro y añadimos los huevos, la manteca de cerdo los chicharrones troceados, dejando unos pocos para adornar y una pizca de sal.

Empezamos a amasar hasta conseguir una masa que no se pegue a las manos, la tapamos con un paño de cocina y dejamos reposar 30 minutos para que crezca la masa.

Pasado este tiempo cogemos la masa y con el rodillo enharinado la estiramos dejándola de un grosor de 1 dedo y ponemos sobre una bandeja de horno forrada de papel de horno, y espolvoreándolas por encima con el azúcar y los chicharrones que habíamos apartado.

Entonces metemos al horno previamente calentado a 170 grados y dejamos hacer durante unos 30 minutos, o cuando veamos que ya está hecha.

Sopa de ajo (para 4 personas)
  • Pan del día anterior (200 gr.)
  • 4 dientes de ajo
  • 5 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 4 huevos
  • Sal al gusto
Imagen Sopa de ajo

Cortar el pan en rebanaditas pequeñas y finas y reservarlas. Calentar el aceite en una cacerola, agregar los ajos, pelados y picados, y freírlos hasta que estén bien doraditos, cuidando que no se quemen, pues darían mal sabor.

Seguidamente, retirar la cacerola del fuego, incorporar el pimentón, salar y revolver con una cuchara de madera.  Incorporar el pan reservado y rehogar ligeramente.

Añadir 6 tazas de agua caliente y poner la cacerola de nuevo al fuego. Dejar hervir durante 15 minutos a fuego suave. Añadir los huevos y remover unos segundos.

Por último, repartir la sopa en 4 cuencos individuales

Turcos
  • 450 gr. de azúcar
  • 15 gr. de levadura
  • 7 huevos
  • 300 gr. de harina
  • 75 gr. de coco rallado
  • 200 centímetros cúbicos de agua
Imagen Turcos

Se mezclan los huevos y 400 gr. de azúcar, se baten durante 5 minutos. (Aparte se prepara el agua de turcos: agua cocida con 50 gr de azúcar). A continuación  se agrega a la mezcla parte del agua de turcos, la harina y la levadura, se mueve todo bien hasta  eliminar completamente los grumos y hasta que quede la mezcla cremosa y homogénea. Se vierte en una bandeja y se hornea durante 50 minutos, 10 minutos a fuego lento y el resto del tiempo a 180ºC. Se bañan en agua de turcos y se rebozan por azúcar y coco.

Crema de puerros fría
  • 2 puerros grandes (sólo la parte blanca)
  • ½ cebolla grande rayada.
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 2 patatas grandes
  • 2 vasos de vino llenos de caldo de ave o verdura
  • 2 vasos de vino llenos de leche
  • 1/5 de nata líquida
  • 1 cucharadita de perejil o algunas hojas de menta
  • Sal y pimienta
Imagen Crema de puerros

En una cacerola se derrite la mantequilla 2 o 3 minutos; primero se echa la cebolla rallada y, al poco rato, los puerros cortados en trozos menudos. Cuando está solo ligeramente dorado, se añaden las patatas peladas y cortadas en láminas finas.

El caldo es muy fácil de preparar, especialmente si es de cubitos (se pone agua fría y cuando empieza a hervir a fuego mediano se añaden éstos, que se derriten muy fácilmente). Se deja cocer todo muy despacio durante 40 minutos más o menos. Una vez ya hecha, se deja enfriar. Se pasa entonces por la batidora. Se agrega la leche y se vuelve a pasar todo junto por la batidora hasta que quede cremosa y suave. Se vierte la sopa en recipiente para servir. Sazone con sal, pimienta y una pizca de polvo de ajo (opcional) y se añade entonces la nata.

Se sirve en un tazón muy fría y se decora con perejil picado o con hojas de menta.